Pan de Yogurt y Pistachos

IMG_8540 (1)

Aunque no todo el mundo lo sabe, Castilla La Mancha es una gran productora de pistachos.

En Villarrobledo está creciendo el cultivo de este fruto seco, y cada vez lo tenemos más a mano.

Entre otras cosas, en Azafrán hemos hecho este Pan de Yogurt y Pistachos. Es muy sencillo, os animo a prepararlo en casa y a que desayunéis en alguna ocasión tostadas con este pan, una alternativa muy sana y energética a las tostadas tradicionales.

Para esta receta, primero elaboramos una “masa madre” con yogurt y pistachos. Una vez ha fermentado esta primera masa, le añadimos el resto de ingredientes y ya podemos hacer la receta completa.

“Masa Madre” de pistachos:

100 gramos de pistachos pelados sin tostar

100 gramos de harina

250 ml de yogurt natural sin azúcar

7 gramos de levadura fresca

Utilizaremos pistachos crudos, esto es importante, ya que el color será mucho más intenso.

Trituramos los pistachos (no demasiado, que luego es agradable encontrar trocitos en el pan) los mezclamos con la harina, el yogurt y la levadura, hasta conseguir una masa homogénea. Ponemos en un bol, tapamos con film y dejamos fermentar.

FullSizeRender (10)  FullSizeRender (11)

 

Después de 4 horas, esta “masa madre” de pistachos ha fermentado y podemos utilizarla para hacer la receta completa del pan.

FullSizeRender (12)

 

Receta:

masa madre de pistachos (toda la que nos ha salido)

250 ml de leche

650 de harina de fuerza

20 gramos de levadura

35 gramos de miel de romero

18 gramos de sal

2 huevos

Amasamos todo, hasta conseguir una masa homogénea.

Dejamos fermentar en bloque 1 hora, y después volcaremos la masa sobre una superficie enharinada.

Formaremos los panes con cuidado estirando la masa con las manos, sin apretar ni amasar  (es una masa blanda).

FullSizeRender (13)

Cortaremos la masa en 3 y enrollamos sobre sí misma, con cuidado.

FullSizeRender (14)

Ponemos estos panes formados en moldes rectangulares, tipo “plumcake”.

Tapamos y dejamos fermentar 1 hora más a temperatura ambiente.

 

IMG_8507

Precalentamos el horno 180 grados, y horneamos nuestros panes 18 minutos.

Desmoldamos y dejamos sobre enfriar sobre una rejilla.

IMG_8540 (1)

Este pan se come solo, tal cual y sin añadirle nada más (para mí desde luego es la mejor forma de comerlo el mismo día en que se ha horneado). Por supuesto, lo podéis acompañar con cualquier cosa, probad con un buen queso manchego curado.

También se puede tostar, es lo más adecuado si después de un par de días aún os queda pan, ya veréis qué bien huele cuando empieza a oler a pistacho tostado 😉

En Azafrán lo servimos como acompañamiento de nuestras mantequillas caseras, o como veis en la foto, como acompañamiento de este plato, que son unas alcachofas fritas con queso tierno y trufa negra.

IMG_8635